Lifelong Learning Programme

This project has been funded with support from the European Commission.
This material reflects the views only of the author, and the Commission cannot be held responsible for any use which may be made of the information contained therein

Also available in:

"I Am Not Scared" Project

Homepage > Case Studies > Document

Case Studies

TITLE OF THE CASE STUDIES:

“¡Ten cuidado con la red!”

SCENARIOS OF BULLYING EVENT::
  • Cyberbullying
CAUSES OF BULLYING EVENT::
  • Non-especific
FACTUAL DESCRIPTION OF THE BULLYING EVENT:

Sergio es un adolescente de 16 años que vive a las afueras de la ciudad en un chalet. Es un chico que suele destacar en casi todo: es guapo, juega al fútbol, saca buenas notas. Hace un año agregó a una de sus redes sociales a una persona a la que en principio no conocía pero que tenía amigos en común con él y desde entonces lleva recibiendo amenazas e insultos por parte de esta persona. Le dice “pijo de mierda”, “chulo”.... Él se lo ha dicho a sus compañeros y éstos le han dicho que pase de él, que ya se aburrirá y que lo elimine de sus contactos, pero a Sergio le cuesta mucho trabajo callarse, así que responde a las amenazas. Se lo ha dicho a sus padres y a sus profesores pero éstos solo le dicen que será envidia. Hace un mes el acosador ha empezado a pedirle dinero y le ha dicho que si no hace lo que le dice piensa hacerle daño a su hermana pequeña. Sergio está desesperado, lo ha eliminado de la red social pero, no sabe cómo, esa persona ha conseguido su número de móvil. Sus padres han ido a hablar con el tutor. Éste les ha dicho que ante las situaciones que ocurren fuera de clase él no puede hacer nada, pero que intentaría arreglar la situación dentro del aula por si el agresor se encontraba dentro de la misma clase. Así que habló con el orientador, Santiago, y organizaron algunas tutorías grupales para trabajar aspectos relacionados con la convivencia. El orientador, antes que el tutor comenzase, pasó un cuestionario a todos los niños del curso de Sergio para ver si encontraba a alguien que le tuviese manía a éste. Efectivamente, la evaluación reveló que había un chico que no lo soportaba, pero como el cuestionario era anónimo no supo quién podía ser. Posteriormente, preparó unas sesiones de tutoría donde se trabajaron varias cosas relacionadas con la convivencia y el respeto a uno mismo y a los demás. Para ello, Santiago usó pequeños rol-playing y el análisis de diversos dilemas morales. Además, se explicó y se dio información sobre el acoso escolar. Esas clases motivaron mucho a los alumnos, pero Sergio sigue recibiendo amenazas por teléfono, así que la única solución que ha visto ha sido cambiar de teléfono y desde entonces sólo agrega a la red social a personas que está seguro de quiénes son.

RESPONSE IMPLEMENTED:

En cuanto a las estrategias que utilizaron los actores del caso para responder a esta situación de maltrato entre iguales. Los alumnos dicen que decirle que pasara de él, que no le hiciera caso, que le borrara de la red social, que ya se cansaría y que pasara de él...Otros piensan que hicieron un test. Intentaron averiguar quién era el chico pero no lo consiguieron. Los profesores piensan que primero se informó, del caso de acoso, al equipo educativo del alumno, para intentar identificar al agresor. Segundo, se hicieron sesiones de tutoría enfocadas a tratar dicho tema, cuestionarios, pequeños rol-playing y análisis de diversos dilemas morales relacionados con el bullying. Los padres se lo comunicaron al colegio de Sergio, fueron a hablar con el tutor. El orientador entiende que primero pasó un sociograma pero no le servió de mucho ya que era anónimo, luego trabajó la resolución de conflictos y posteriormente informó sobre el acoso. El orientador del caso práctico trabajó el acoso desde el punto de vista preventivo: informando, trabajando resolución de conflictos….como si no supiera que en esa clase estaba ocurriendo una situación de maltrato.

IMPACT OF THE BULLYING ACTION:

Los alumnos, padres, profesores, director y orientador piensan que esta situación influye en la forma en que se aprende y enseña dentro de clase y además existe consenso entre ellos en las consecuencias que se desencadenan de ello. Influye en la persona afectada a la hora de su rendimiento. Si es un alumno el afectado, influirá en su rendimiento académico y su comportamiento, y si es un profesor/a o trabajador/a del centro también influirá, tanto en su manera de enseñar como en su comportamiento en general. El niño no podría estar pendiente ni concentrado, su pensamiento estaría siempre en la agresion que esta sufriendo y desconfiaría de sus compañeros. Desencadenaría en fracaso escolar.
En cuanto a si la situación influye en la motivación de los estudiantes (interés, esfuerzo,…). Los participantes piensan que sí influye: Los estudiantes piensan que tienen miedo, si se sienten amenazados no responderán igual, estaría deprimido, enfadado. Los profesores y el director piensan que ellos fomenten la motivación y potencien la autoestima del alumnado, es fundamental para no ser una posible víctima de acoso escolar. El ser insultado o amenazado influye directamente en su motivación para asistir a clase. Los padres piensan que no están concentrados y que no se sentirán emocionalmente bien.
Lo que puede ocurrir en los resultados de los alumnos. Los participantes piensan que bajarían las notas del acosado, no hablarían con sinceridad. Estarían pensando en el agresor con miedo. Cuando en un centro escolar hay un caso de acoso, todos los miembros del mismo son fundamentales para resolver dicho problema, los alumnos implicados, acosado y acosador/es, los alumnos espectadores, los profesores y la familia. El director del centro piensa que en los resultados académicos del resto de compañeros, no influirá. Puede entender que influya en su comportamiento. Los padres dicen que Bajarán tanto en el ritmo de trabajo como en los resultados. Los de la victima si se pueden ver minorizados pero los demás dependen del grado de implicación que tengan en dicho acoso. Los espectadores, a no ser que hayan tenido una situación parecida, no les influye demasiado.
En cuanto a posibles problemas de integración escolar que podrían aparecer: Todos los participantes coinciden en que si aparecerán problemas de integración porque a la víctima le daría miedo relacionarse, no se sentirían seguros, y no harían amigos, no podrían confiar en ellos. Algunas personas lo podrían ver como extraños y aislarlos. Los espectadores lo rechazarían por miedo a que piensen que si se juntan con el acosado, les acosen también a ellos. La clase en cuestión donde se da el caso de bullying no se podrá desarrollar con normalidad ni escolar ni socialmente. El orientador apunta a que dependerá de la personalidad de la víctima y de lo fuerte que sea su grupo social. Si es un alumno tímido y con pocas habilidades sociales tenderá a aislarse, sin embargo si esto le ocurre a un alumno integrado socialmente no creo que tenga problemas ya que lo denunciaría o a sus amigos o al tutor o a los padres
En cuanto a la influencia que puede ejercer la situación de acoso en la adultez en la forma de comportarse en la sociedad, todos piensan que si influye, y el modo en el que lo hace se muestra a continuación: Los alumnos piensan que siendo solitarios, disociales, siendo violentos...No confiarán en las personas. Los agresores serán delincuentes y acosadores. Los profesores piensan que sin duda, el impacto de la acción bullying afectará, al desarrollo social normal de los alumnos como ciudadanos, ya que, en definitiva un problema de acoso es más un problema social que escolar, independientemente del lugar donde ocurra el acoso. El director piensa que pueden llegar a tener miedo a relacionarse, a utilizar los medios tecnológicos, a comportarse normalmente en definitiva. Los padres dicen que bajará su autoestima pero que todo dependerá del tiempo que haya durado, del grado de acoso, de lo que al niño le haya afectado, de muchos factores. El orientador apunta que si se trabaja con los espectadores para que intervengan de forma activa en situaciones como ésta dentro de su propia clase, entiende que luego será más fácil que sean activos ante situaciones de la vida diaria.
En lo relacionado a si influye en el ambiente de la escuela: Los alumnos piensan que si influye, no se centrarían y acabarían suspendiendo. Habría enfados, peleas, inexistencia de compañerismo. Los profesores dicen que el clima escolar se vería afectado negativamente en todos los aspectos. El director piensa que cualquier tipo de amenaza o violencia física o verbal influye directamente en el ambiente escolar. Los alumnos son conscientes de lo que ocurre y esperan la reacción del profesorado o los equipos directivos para que el conflicto se solucione. Los padres piensan que si influirá ya que no se encuentran seguros los acosados, y si tampoco encuentran apoyo de los compañeros, se sentirán aislados. El orientador piensa que si un alumno se siente respaldado por sus profesores, tutores, orientadora, director y además los demás compañeros ven que se actúa cuando ocurren este tipo de situaciones, el clima en el centro es mucho más positivo.

POINT OF VIEW OF VICTIM:

En cuanto a los pensamientos de la víctima respecto a la razón por la que está siendo agredida. Los alumnos piensan que no lo sabe porque alguien puede odiarle tanto sin el haber hecho nada contra esa persona. Se lo contaría a sus amigos, padres y profesores. Hay alumnos que piensan que no se lo contó a nadie. Él siente que ha hecho algo mal. Que alguien vaya con él a los sitios por si el agresor lo agrede fuera de su casa. La persona sentiría miedo. Pensará que es inferior a los demás. Se arrepiente de haber agregado a esa persona. Piensa que ha cometido un error, agregándole sin conocerle de nada. Pensará que por qué le ha tocado a él. El acosador no tiene razón, no debe meterse con él.
Si nos centramos en la ayuda que piensa la víctima que le serviría, las distintas opiniones que han planteado los alumnos son: Decírselo a personas adultas, porque ellos saben mejor que ellos tratar esos temas y averiguar quién es el maltratador… Que averiguasen quien es. Borrarlo de la red social. El apoyo y una solución del profesor. Que se cambiara de móvil y de red social. Que se cambiara de casa y de instituto porque así el acosador no lo acusa más. Denunciarlo en la policía. Que todos los alumnos juntos se enfrentasen al acosador

POINT OF VIEW OF BULLYING STUDENT(S):

En cuanto al por qué el acosador actúa de esa forma: Éstos piensan que es porque le tiene manía y no le cae bien. Para hacerse valer entre sus compañeros y para que los demás se den cuenta de que está ahí porque quiere ser el centro de atención. Porque tiene envidia. Porque son personas más calladas y más débiles. Porque es guapo, deportista, le va bien en el deporte... Porque quiere llamar la atención.
Si nos centramos en el por qué eligen a esa víctima en concreto y no a otra, piensan que es porque será más débil. O bien porque son populares, o porque son gente que no se ha acabado de integrar en el grupo y quiere excluirlo, no se puede haber infinidad de motivos. Porque le va bien y quieren ser igual que la víctima. Porque era un chico guapo, atractivo, deportivo...... ( envidia)
En lo referido al arrepentimiento del agresor: Los alumnos piensan que el agresor no se ha arrepentido de lo que ha hecho, porque no ha dejado de molestarle hasta que Sergio le ha puesto fin a todo cambiando de móvil.

POINT OF VIEW OF OTHER STUDENTS:

Los alumnos espectadores sabían qué estaba sucediendo cuando lo dijo la víctima y le dijeron que pasase de él.
En cuanto a las causas del acoso que piensan los que ven la situación, qué hicieron. Éstos piensan que a ellos les daría pena. Se callarían por miedo. No harían nada para no verse implicados en nada de esto. Algunos no se lo creen. Le ayudan, porque es su compañero. Por haberlo agregado a la red social. Otros piensan que no hicieron nada porque no sabían quién era el agresor. El acosador tenía envidia, y por eso se metía con él, y lo amenazaba. Los alumnos le dijeron que pasase de él, que ya se cansaría.

POINT OF VIEW OF TEACHERS:

Sobre el conocimiento de los profesores de lo que estaba sucediendo: Piensan que el alumno informó a sus padres de lo sucedido, y estos se lo comunicaron al tutor. Por lo que, el tutor tramitó los datos de problema, esto se supone, no se nombra en el texto, al equipo educativo del alumno y al orientador del centro.
En cuanto a qué hicieron para saber y entender lo que estaba ocurriendo. Los profesores dicen que se realizaron, con ayuda del orientador, en las sesiones de tutoría, una serie de rol-playing y se analizaron diversos dilemas morales sobre el acoso. Piensan que además sería interesante informar al alumnado sobre qué es el acoso y cuáles son sus consecuencias para el acosado, el acosador y los denominados alumnos espectadores, mediante vídeos y película relacionadas con el tema, y luego hacer debates al respecto. Así como rol-playing, los cuales me parecen muy útiles para que el alumnado se ponga en la piel de los implicados de un caso de bullying.
Sobre la ayuda de otros profesores: Los profesores piensan que en el texto no aparece nada al respecto, pero esto no sólo sería útil, sino además, piensan que necesario para paliar el problema.

POINT OF VIEW OF SCHOOL DIRECTORS:

En cuanto al conocimiento del director sobre la situación, Él entiende que si ha intervenido el tutor/a y el orientador, el Director/a debe estar informado, de no ser así, cree que no estaría ejerciendo una dirección muy correcta.
Lo que debería haber hecho en la situación: Una vez conocido el caso, el equipo directivo: Jefatura de Estudios y Director, deben estar informados. Entrevista con el tutor/a y el resto del equipo educativo para conocer si han detectado cualquier detalle al respecto. Entrevista con los alumnos implicados. Entrevista con otros alumnos del grupo que puedan ampliar información. Entrevista con los padres/madres/tutores legales, dando la información de todo lo ocurrido y explicando la gravedad del asunto, y los pasos a seguir en el protocolo de actuación. Seguimiento de las medidas tomadas para garantizar la corrección de la situación.
En cuanto al papel del director/a en este tipo de situaciones, el director de este centro piensa que éste debe estar informado de cualquier situación de acoso para activar los protocolos correspondientes, ejerciendo como supervisor de todas las actuaciones.

POINT OF VIEW OF THE PARENTS OF THE PUPILS INVOLVED:

En cuanto al conocimiento de los padres de lo que estaba sucediendo: Éstos piensan que él se lo ha contado a sus padres, puede ser porque ellos no se dieran cuenta. En un principio no le dieron.
Referente a cómo se informarían los padres de lo que está sucediendo y qué información buscarían: Piensan que a través de los amigos y las personas especializadas. En un principio a través del centro y de los servicios de la guardia civil. Información de quién es el acosador y por qué lo hace. Hablar con sus hijos, también con sus amigos más cercanos para sacar más información y posteriormente se dirigirían al centro escolar y como último recurso denuncia ante la autoridad pertinente.
En cuanto a si podría haber cambio de la situación: Los padres piensan que si podría haber cambiado. Si ellos hubieran sabido con quién hablaba a través del ordenador. Intentando saber quién es el acosador. Si se hubieran dado cuenta al principio. Que Sergio no hubiese aceptado en su red social a ningún desconocido.

POINT OF VIEW OF THE COUNSELLOR IN THE SCHOOL:

En lo referido a qué haría el orientador: Intervenir directamente con los protagonistas y si fuera necesario denunciarlo.
Para prevención de situaciones de este tipo: Trabajarlo en la hora de tutoría con los alumnos.
En cuanto a qué se podría hacer para mejorar la comunicación y la cooperación entre los alumnos (y de paso prevenir el acoso escolar en general). Cree que es fundamental a principio de curso, realizar varias dinámicas de grupo enfocadas al conocimiento mutuo, el grupo-aula debe sentirse unido. Pienso que el el primer paso para que luego todo fluya mucho más fácil.

POINT OF VIEW OF POLICY MAKERS:


El caso que nos ocupa estaría dentro de ese 4% de menores que han sufrido ciberbullying online, y al igual que la mayoría de los menores españoles, el principal canal por el que ha sufrido el acoso es la red social (un 5% de todos los menores españoles que utilizan internet con edades entre 15 y 16 años afirman haber sido acosados por medio de redes sociales, el mismo porcentaje aplicado al Messenger).
En primer lugar destacaríamos que uno de los problemas de fondo es la falta de habilidades digitales demostrada en este caso, y a nivel general por parte de los menores para enfrentarse a un caso de ciberbullying.
El consejo que le dan sus compañeros es decirle que pasara de él, que no le hiciera caso, que le borrara de la red social, que ya se cansaría y que pasara de él.
El hecho de que un menor quite a un contacto de su red social no va a evitar nunca que el acoso perdure. Y como bien se demuestra en el caso que nos ocupa, el propio acosador utiliza otro canal para seguir acosando, y es la telefonía móvil. A pesar de que solo un 2% de los menores españoles que sufren bullying afirman sufrirlo por medio de telefonía móvil, este muestra que sería doblemente grave. Los canales de acoso son dos: red social (internet) y mensajería móvil (teléfono).
El caso que nos ocupa coincide con los resultados plasmados en la encuesta de EU Kids Online. La mayoría de los menores recurren, en casos de ciberbullying, a un amigo. En segundo lugar se lo cuentan a sus padres, en tercer lugar a un hermano o adulto de confianza y los resultados de la encuesta para España muestran que nunca se lo cuentan a los profesores.
El caso de Sergio, cuenta con varios problemas de partida:
1. El hecho de recurrir a sus compañeros para solventar el caso, puede agravarlo, ya que las soluciones que estos le proponen no son las indicadas. Se ha demostrado que apenas la mitad de los menores entre 9 y 16 años saben cambiar la configuración de privacidad de la red social. Solo un 69% de los menores entre 13 y 16 dicen saber cambiar esta configuración. Parece, en cambio que un 82% entre 13 y 16 años sí saben bloquear mensajes de alguien con quien no quiere contactar. Pero, se ha de tener en cuenta que si no se sabe manejar la privacidad de una red social, la exposición al riesgo y posible daño es muy alta. En ningún caso los menores parecen proponerle que denuncie este caso a una iniciativa de protección del menor en internet, o a la Policía. Tampoco parece que los menores lo animen a contárselo a sus padres o profesores. Y en ningún momento se refleja algo imprescindible en estos casos, que es la recogida de pruebas. Si la primera fuente a la que acude el menor para pedir ayuda es su compañero, todos los esfuerzos para paliar este problema deben estar centrados en la capacitación, concienciación y educación digital hacia el menor.
2. Como se indica en el caso que nos ocupa, los padres, acuden al colegio para pedir ayuda sobre cómo abordar el caso. Esto es una muestra de que los padres no saben cómo actuar directamente como mediadores en caso de que el menor sea víctima de acoso. No se menciona en ningún momento que los padres hayan acudido al colegio con una denuncia previa presentada ante la policía. Bien sea mediada esta denuncia por una iniciativa de protección y ayuda al menor y padre en el uso de internet o por cuenta propia. Ha de tenerse en cuenta que en España, ante estos casos, aunque la solución no sea la única, el acoso a un menor en la red, mostrando las pruebas necesarias, es un delito y está recogido en el Código Penal. Entendiendo, como se ha aclarado antes, que un padre debe acudir al colegio solicitando ayuda en este tipo de casos y que el colegio debe proporcionarle la ayuda, los padres han de tener en cuenta que el daño que ha sufrido su hijo ha de ser denunciado. Este caso coincide con los resultados obtenidos para España en la encuesta realizada por EU Kids Online, donde se muestra que un 67%% de los padres españoles cuyos menores aseguran haber sufrido ciberbullying, dicen que su hijo no lo ha sufrido, un 9% lo desconoce y solo un 24% de aquellos que lo han sufrido sabe que su hijo ha sido acosado online.
3. Lo más preocupante, y teniendo en cuenta el caso que nos ocupa, es que los padres tienen más desconocimento sobre los casos de ciberbullying que atañen a los menores entre 13 y 14 años y 15 y 16 años. Como se puede apreciar en el caso de Sergio, los padres parecen no haber percibido nada hasta que el propio menor les pone al corriente de la situación. Al caso de Sergio se le añade otro problema y es que entre las edades de 13 y 14 y las de 15 y 16 los y las menores declaran sufrir más daño cuando son víctimas de ciberbullying que los más pequeños.
4. Los padres españoles, se sitúan entre aquellos padres europeos que más restricciones imponen a los menores en Internet, la llamada mediación parental restrictiva. Las evidencias muestran que la mediación restrictiva (normas y reglas) puede ser beneficiosa en ciertos aspectos, pero la mayoría de las veces estas restricciones provocan que el menor no pueda disfrutar de ciertas oportunidades que le ofrece la red y esto puede influir en el desarrollo de sus habilidades digitales. El caso de Sergio, corrobora de nuevo, la necesidad inmediata para los padres españoles cuyos hijos menores hacen uso de internet una alfabetización digital. España, se encuentra en estos momentos entre los países europeos donde los menores están accediendo a internet con más edad que el resto de menores europeos, el acceso a Internet en el hogar también está muy por debajo de la media europea. Esto implica que la incidencia de ciertos riesgos-daño como el ciberbullying también sea menor que en el resto de Europa. Pero, en cambio, cada año estas cifras van aumentando y esto implica que si los padres no reciben alfabetización digital para poder guiar a los menores en algo tan esencial como el correcto uso de internet, dicha incidencia del daño puede ir en aumento.
5. La respuesta que da el colegio parece adecuada, pero es muy preocupante que el propio tutor de Sergio sea uno de los últimos en enterarse de la situación. Y tal como se indica, son los propios padres del menor los que tienen que comunicar al colegio la situación que por la que está pasando el menor. Una vez los padres lo comunican, el menor habla con su tutor, pero no antes. Teniendo en cuenta que el acosador es compañero de colegio de la víctima, cada uno de los profesores o tutor de Sergio, que están en contacto día tras día con el alumno debería haber percibido esta situación. El hecho de que ningún profesor, orientador, etc. estuviese al corriente, corrobora que los menores españoles no eligen como mediador en un caso de ciberbullying a sus profesores. Esto se puede considerar como algo grave ya que el Colegio es el segundo lugar preferido para los menores para acceder a Internet. Y los menores entre 13 y 16 años utilizan más internet para visitar un perfil de una red social que para hacer tareas escolares. Entendiendo que el colegio no es el lugar más propicio para que el menor utilice una red social, no se puede perder de vista que lo están haciendo y no solo a través de PCs sino a través de dispositivos móviles con conexión a internet. Los profesores han de reclamar su derecho a recibir formación específica sobre la alfabetización digital que han de impartir a sus alumnos. De haber existido una materia específica centrada en el uso correcto de las nuevas tecnologías en el colegio del menor que ha sido acosado, quizá este caso de ciberbullying no hubiese llegado a los indeseados límites de provocar daño al menor.



CONCLUSIVE DEDUCTIONS:

En este caso se pueden apreciar como puntos fuertes, la actuación por parte del centro educativo. Actuación que ha ido dirigida, en primer lugar, al pleno conocimiento y consenso social por parte de todos los agentes implicados en las consecuencias nefastas que conllevan el fenómeno bullying. Destacar la figura del orientador a través de las actividades preventivas y la realización del cuestionario para averiguar el agresor de la víctima. Nos ha parecido muy importante su rol pero a la vez contradictoria, ya que ante una situación de bullying, creemos que su intervención debe ir enfocada al desarrollo de una actuación remediativa (ya que existe un problema grave) y a la averiguación del “agresor”.
También destacar, el papel del director del centro, el cual nos parece que desarrolla una actuación muy acertada dada la gravedad del problema.

Comments about this Case Study


I Am Not Scared Project
Copyright 2017 - This project has been funded with support from the European Commission

Webmaster: Pinzani.it